Un amigo me propuso hace años entrar en una "rueda". Había que meter 1.000 € y a 2 personas dispuestas a hacer lo mismo. Cuando hubiera 8 que hubieran cumplido yo me llevaría sus 8.000 €, ganando 7.000 sin vender nada, sólo expectativas. Y estas ruedas solo son un primer paso hacia las grandes, donde la inversión y el beneficio se multiplican por 10. De una de estas ruedas trata esta obra. Pero no se centra en la parte económica sino en sus efectos colaterales: la utilización de los amigos; las repercusiones a nivel de pareja; los familiares que confiaron en ti, todo lo que estamos dispuestos a traicionar por dinero. Me parece más interesante bucear en eso que en la pirámide, propiamente dicha.

José Luis Cartes

© Todos los derechos reservados